El ritmo más exitoso no suena bien para ellas