Aprendamos de las que no se cansaron de intentarlo